Normalmente cuando pensamos en acampar nos imaginamos ser despertados por el canto de las aves o el sonido de algún arroyo cercano. Pero para estos campistas la historia fue muy diferente. Francie Lubbe y su esposo se encontraban de safari a inicios de este mes en el Parque Kgalagadi Transfrontier (una reserva natural de Botswana, en África) cuando vivieron el despertar de su vida. No fue precisamente el cantar de las aves mañaneras ni mucho menos el romántico despertar de un mariachi interpretando “Las Mañanitas”. Fueron tres leonas (si TRES) que saciaban su sed lamiendo el agua condensada en las paredes de su tienda. ¿Se imaginan despertar y encontrarse a la mismísima Sarabi madre de Simba con su rostro pegado a ese pedazo de tela que nos “protege” de las inclemencias de la naturaleza? Pues esto vivió esta pareja de surafricanos en su más reciente viaje. En sus palabras “Un privilegio”.

Aquí  pueden disfrutar algunas imágenes adicionales que ha compartido la señora Lubbe en su perfil de Faceboook

Fuente:  http://www.telegraph.co.uk/news/2016/05/25/campers-wake-up-to-lions-licking-water-off-their-tent/

 

Deja una Respuesta